Cómo afecta la contaminación del suelo a la humanidad

La humanidad es la principal causa de la contaminación del suelo. Antes de la Revolución Industrial, que abarcó aproximadamente de 1760 a 1850, la gente no tenía la capacidad técnica para contaminar el medio ambiente de forma masiva. Talaron bosques, tuvieron problemas de eliminación de desechos humanos y contaminación por actividades como el curtido de cuero, el procesamiento de carne y la minería, pero nada como los niveles de contaminación que resultaron de la industrialización. Las fuentes de contaminación de hoy afectan grandes áreas con contaminantes graves que amenazan el bienestar humano.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Tipos de contaminantes
  2. Preocupaciones de salud humana
  3. Seguridad alimenticia
  4. Seguridad del agua
  5. Contaminación del suelo y cambio climático global

Tipos de contaminantes

Hay muchos tipos y fuentes de contaminación. La contaminación se produce por la deforestación, para la tala, la agricultura o el desarrollo, y la escorrentía agrícola, que transporta pesticidas y fertilizantes. Los metales pesados ​​como el plomo, el arsénico y el cadmio provienen de actividades mineras y desechos industriales. Los contaminantes orgánicos persistentes, o COP, son sustancias químicas tóxicas resultantes de la producción industrial, que ha aumentado drásticamente desde la posguerra de la Segunda Guerra Mundial hasta la actualidad. Los COP permanecen en el medio ambiente durante mucho tiempo. Algunos ejemplos son los insecticidas comerciales, los bifenilos policlorados o PCB y las dioxinas. Otros desechos peligrosos dañinos para los humanos incluyen materiales radiactivos, solventes orgánicos, ácidos y álcalis.

Preocupaciones de salud humana

Las personas que trabajan en plantas químicas, minas, aplicadores de pesticidas o que viven cerca de vertederos inseguros de desechos peligrosos corren el riesgo de exposición directa a los contaminantes. Los productos químicos tóxicos se pueden inhalar, entrar a través de la piel o ingerirse con alimentos y agua. Los metales pesados ​​como el plomo, el cadmio, el cromo y el arsénico son carcinógenos, afectan la reproducción y pueden causar la muerte. Los seres humanos expuestos a los COP pueden tener problemas de salud del desarrollo, conductuales, endocrinos, reproductivos, neurológicos e inmunológicos, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU. Los pesticidas pueden afectar los sistemas nervioso y endocrino, causar irritación en la piel o los ojos, o causar cáncer, según el tipo de pesticida y el nivel de exposición.

Seguridad alimenticia

Muchos contaminantes tóxicos ingresan a las plantas desde el suelo contaminado. Las toxinas de las plantas contaminadas se acumulan en los tejidos de los animales que consumen las plantas y pasan por la cadena alimentaria a niveles tróficos superiores, ya que cada animal de la cadena alimentaria se convierte en presa. Algunos contaminantes aumentan su concentración en los tejidos de un nivel trófico al siguiente, un proceso llamado biomagnificación.

Los PCB y los compuestos similares a las dioxinas se acumulan en los tejidos grasos de animales y humanos. Los seres humanos adquieren dioxinas al comer carne, productos lácteos y pescado contaminados. La exposición a los PCB antes del nacimiento puede causar hiperactividad, menor coeficiente intelectual, retraso en la lectura y menor capacidad de atención, según el Instituto para la Salud y el Medio Ambiente de la Universidad de Albany. Las dioxinas son cancerígenas y afectan el sistema endocrino fetal. Los pesticidas se usan ampliamente en la agricultura y pueden persistir en los cultivos después de la cosecha. La EPA establece normas sobre el uso de pesticidas, incluida la evaluación de una "certeza razonable de no causar daño" por los residuos de pesticidas en las plantas alimenticias.

Seguridad del agua

La contaminación del suelo es un problema mundial y muchas sustancias químicas tóxicas son transportadas lejos del lugar de origen por el agua y el viento. Tanto las aguas superficiales como las subterráneas pueden transportar contaminantes lixiviados del suelo y esparcirlos por un área amplia, a menudo cruzando fronteras nacionales e internacionales. El agua potable puede contaminarse por la eliminación inadecuada de los desechos humanos, causando enfermedades como el cólera, el tifus y la disentería, que son problemas graves en los países en desarrollo.

Contaminación del suelo y cambio climático global

Otra preocupación importante con la contaminación de la tierra afecta a la humanidad a escala global en lugar de local. El cambio climático global da como resultado temperaturas cambiantes y patrones climáticos más severos que afectan a todas las personas en nuestra Tierra. La contaminación de la tierra, en particular la degradación de la tierra y la deforestación, exacerba los efectos del cambio climático global al liberar el carbono que antes estaba atrapado en el suelo.

Reducir la contaminación actual de la tierra y revertir el daño que ya se ha producido es un paso importante para detener el avance del cambio climático global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies