¿Cómo llega un grano de polen al estigma de un pistilo?

La transferencia de un grano de polen al estigma del pistilo de una flor se denomina polinización. ¿Cómo ocurre la polinización y qué ayuda a llevar los granos de polen a un estigma? A veces, el viento simplemente lleva el polen al estigma de un pistilo, pero a menudo un polinizador ayuda en este proceso. Según algunas estimaciones, un tercio de los alimentos que comen los humanos depende de los polinizadores que mueven el polen en las flores. Polinización es necesario para la producción de la mayoría de las semillas, nueces, verduras y frutas, que son las estructuras reproductivas de las plantas, y es por eso que los polinizadores son una parte tan importante del ecosistema.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Anatomía básica de la flor
  2. El proceso de polinización
  3. Protección de los polinizadores de flores

Anatomía básica de la flor

El polen es producido por las partes masculinas de las plantas, llamadas anteras. Las anteras de las flores están sostenidas por estructuras delgadas llamadas filamentos, que ayudan a que el polen sea accesible al viento oa los polinizadores.

Para que se produzca una semilla, el polen debe transferirse con éxito de una antera a un estigma, que forma parte del sistema reproductivo femenino de las flores. Un estigma es una parte del pistilo de una flor, que también se compone de un estilo, un ovario y un óvulo. El estigma de una flor es esencialmente una plataforma de aterrizaje para el polen; una vez que el polen se transfiere a un estigma, viaja por el estilo para fertilizar el óvulo. Este proceso se llama fecundación.

Las flores de las plantas se presentan en tres configuraciones diferentes. Algunas flores contienen solo partes masculinas, mientras que otras solo tienen partes femeninas. El tercer tipo, llamado flor "perfecta" o "completa"s, tienen partes masculinas y femeninas. Cuando el polen se transfiere de la antera de una flor a su propio estigma, esto se denomina autopolinización. La polinización cruzada ocurre cuando el polen se transfiere de la antera de una planta al estigma de otra planta.

El proceso de polinización

Algunas plantas, como el maíz, el trigo, la avena, el arroz y muchos tipos de árboles, producen granos de polen livianos que el viento transporta fácilmente a los estigmas de las plantas vecinas. Se llama polinización por viento.

Según algunas estimaciones, alrededor del 12 por ciento de las plantas con flores del mundo dependen del viento para transferir sus abundantes granos de polen a otras plantas cercanas. Los estambres y estigmas de las plantas polinizadas por el viento a menudo quedan expuestos y cuelgan de las flores para facilitar la transferencia del polen de las partes masculinas a las femeninas.

Otras plantas dependen de la ayuda de polinizadores como abejas, murciélagos, escarabajos, avispas, mariposas, colibríes, polillas y mosquitos. La relación entre las plantas y los polinizadores suele ser mutuamente beneficiosa: las plantas reciben ayuda con la polinización y los polinizadores obtienen alimento de las plantas.

Muchas plantas han adaptado estrategias para atraer polinizadores a sus flores. Algunas plantas atraen a los polinizadores al producir néctar dulce en la base de sus flores, mientras que otras atraen a los polinizadores con diversos aromas. El polen proporciona una fuente importante de proteínas para muchos polinizadores y, a medida que estos organismos se mueven de flor en flor recolectando alimentos, ayudan a las plantas al mover sin saberlo los granos de polen a los estigmas.

Protección de los polinizadores de flores

Los polinizadores ayudan a las plantas a reproducirse y, por lo tanto, ayudan a alimentar a los humanos y a muchas otras especies que se alimentan de plantas. Algunas plantas tienen relaciones únicas con ciertos polinizadores; durante miles de años, generaciones de plantas y polinizadores han desarrollado estructuras o comportamientos especializados que los hacen depender unos de otros para sobrevivir.

Por eso es tan importante proteger a los polinizadores de amenazas como patógenos, pesticidas y el cambio climático. Al plantar una variedad diversa de plantas con flores en su jardín, puede ayudar a proporcionar alimento y hábitat para polinizadores como abejas, mariposas y colibríes. Diseñe su paisaje y jardines teniendo en cuenta a los polinizadores, incluidas las plantas que florecen durante toda la temporada para garantizar una amplia nutrición desde la primavera hasta el otoño para estas especies, a menudo pequeñas pero importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies