Componentes del esperma

Casi todos los animales se reproducen sexualmente. Esto significa que dos animales, un macho y una hembra, se juntan para aparearse. El esperma del macho fertiliza el óvulo de la hembra para crear un embrión fertilizado que se convertirá en ese animal. Así es como los humanos también se reproducen.

Los componentes del semen y los espermatozoides aseguran que los espermatozoides sobrevivan, tengan el ADN necesario para fertilizar el óvulo de la hembra y puedan sobrevivir el viaje desde el punto de partida del espermatozoide (los testículos) hasta el punto final (dentro de los órganos reproductivos de la hembra para fertilizar el huevo).

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Definición de semen
  2. esperma mismo
  3. Vesículas seminales
  4. Próstata
  5. Glándulas bulbouretrales y uretrales

Definición de semen

Según MedicineNet, defines el semen como el líquido que se eyacula del pene del hombre durante el orgasmo. También se conoce como líquido seminal y esperma, y ​​las personas a menudo usan todos estos términos indistintamente. Si bien el esperma es un componente principal del semen, no es el único componente.

El semen es una combinación de espermatozoides y varios fluidos que generalmente se conocen como fluidos seminales.

esperma mismo

El esperma es el componente principal del semen. Los espermatozoides son los gametos masculinos, también conocidos como células sexuales. que se producen en los testículos. Los testículos también se denominan "gónadas" y se encuentran en animales machos, incluidos los humanos.

Los testículos producen espermatozoides constantemente desde que llegan a la pubertad (o madurez sexual en el caso de los animales) durante toda su vida. Cada eyaculación de semen puede oscilar entre 2 a 5 mililitros de semen. Y dado que cada mililitro de esperma en promedio contiene entre 40 y 60 millones de espermatozoides, eso significa que cada eyaculación puede sumar hasta 300 millones de espermatozoides.

Los espermatozoides parecen pequeños renacuajos. Consisten en un cabeza que contiene el ADN haploide utilizado para fertilizar el óvulo, el cola de flagelos que permite que los espermatozoides "nadan" hasta su destino, y el pieza intermedia que une la cola con la cabeza. La pieza intermedia también contiene las mitocondrias de los espermatozoides que son necesarias para dar a los espermatozoides el poder y la energía necesarios para llegar al óvulo.

A pesar de los millones de espermatozoides en cada eyaculación, los espermatozoides solo representan entre el 2 y el 5 por ciento del semen. El resto está formado por fluidos que provienen de varias glándulas.

Vesículas seminales

Alrededor del 70-80 por ciento de los componentes del semen provienen de las vesículas seminales. Estas dos glándulas están situadas cerca de la vejiga y proporcionan lo que apropiadamente se llama fluido seminal. Dentro de este fluido se encuentran proteínas, ácido ascórbico, aminoácidos, potasio, fósforo y, en su mayoría, fructosa.

La fructosa es el componente clave ya que es el azúcar que le da al esperma la energía necesitan llegar al óvulo de la hembra. El líquido seminal también contiene hormonas llamadas prostaglandinas. Estas hormonas ayudan a que el esperma sobreviva dentro del tracto reproductivo femenino que normalmente reaccionaría contra el esperma ya que el cuerpo lo detecta como un invasor extraño.

Próstata

Alrededor del 25 al 33 por ciento del semen es producido por la glándula prostática. El líquido producido por la próstata contiene los siguientes componentes:

  • Ácido cítrico
  • fosfato ácido
  • Calcio
  • Potasio
  • Magnesio
  • Zinc
  • Sodio
  • Enzimas

El zinc es el que hay que tomar nota aquí. Zinc ayuda a mantener estable el ADN que se encuentra en el esperma hasta que llega al óvulo. El potasio y el magnesio también son esenciales ya que esto es lo que permite que la cola de los espermatozoides se mueva, lo que impulsa a los espermatozoides a través del tracto reproductivo hasta llegar al óvulo.

Glándulas bulbouretrales y uretrales

Las glándulas bulbouretrales y uretrales también suministran una cantidad muy pequeña de líquido, que equivale al 1 por ciento (como máximo) del semen. Este líquido "se escapa" del pene cuando el macho está excitado y se suma al líquido/mucosidad que forma el semen. Tiene algunos propósitos diferentes.

Primero, el líquido expulsa la orina que aún se encuentra en la uretra. Esto ayuda a que el semen fluya sin problemas y asegura que haya niveles adecuados de pH y nutrientes en el semen que podrían verse afectados por los restos de orina.

El tracto reproductivo femenino también es ligeramente ácido, lo que generalmente mataría a los espermatozoides. El líquido producido por estas (y otras) glándulas ayuda a neutralizar el medio ambiente para permitir que los espermatozoides sobrevivan. Este líquido también es lubricante, lo que ayuda durante las relaciones sexuales y ayuda a mantener el semen licuado para permitir que los espermatozoides naden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies