¿Cuál es otro nombre para las células madre somáticas y qué hacen?

El cuerpo humano complejo se compone de células somáticas (cuerpo) y células reproductivas (gametos). Todas las células del cuerpo humano se originan a partir de un solo óvulo fertilizado conocido como cigoto. Luego, el cigoto se divide en un blastocisto formado por células madre embrionarias que dan lugar a más de 200 tipos especializados de células, según el Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre.

Las células madre somáticas, también llamadas células madre adultas, se forman durante el desarrollo fetal y permanecen durante toda la vida para ayudar en la reparación celular.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Células Madre: Definición
  2. Células madre embrionarias
  3. Células madre somáticas (adultas)
  4. Función de las células madre somáticas
  5. Células madre somáticas hematopoyéticas
  6. Células madre somáticas mesenquimales
  7. Células madre somáticas neurales
  8. Células madre somáticas epiteliales
  9. Células madre pluripotentes inducidas
  10. Clasificación de células madre
  11. Investigación temprana con células madre
  12. Beneficios de la investigación con células madre
  13. Aplicaciones de la investigación con células madre
  14. Riesgos de la terapia con células madre

Células Madre: Definición

Otros nombres para las células madre que son más precisos son células madre embrionarias, células madre adultas o células madre pluripotentes inducidas, según la tipología respectiva de una célula. Las células madre tienen la capacidad de transformarse en muchos otros tipos de células, lo cual es de gran interés para los investigadores en el campo de la medicina regenerativa.

Las células madre comparten características especiales que las distinguen de las células ordinarias comunes, como las células nerviosas, las células óseas y las células sanguíneas:

  • Las células madre pueden duplicarse a sí mismos muchas veces, o especializarse, según sea necesario en el tejido.
  • Células madre diferenciar en células especializadas con trabajos específicos.
  • Las células madre pueden especializarse en muchos diferentes tamaños y formas de células

Células madre embrionarias

Las células madre embrionarias humanas se derivan de un óvulo en desarrollo en la etapa de blastocisto, aproximadamente cinco días después de la fertilización. Las células madre embrionarias no están diferenciadas y pueden dividirse indefinidamente o diferenciarse en células especializadas en el laboratorio.

Las células madre embrionarias tienen el potencial de programarse genética o químicamente para hacer crecer órganos y piel para trasplantes e injertos.

Células madre somáticas (adultas)

Las células madre embrionarias se diferencian rápidamente en células madre somáticas durante el desarrollo fetal. Pequeñas cantidades de células madre somáticas permanecen en el cuerpo indefinidamente, pero cambian a lo largo de la vida.

Las células madre somáticas ayudan al cuerpo a realizar reparaciones internas y regular la homeostasis. Células progenitoras son un paso intermedio entre una célula madre en división y una célula más especializada.

A diferencia de las versátiles células madre embrionarias, las células madre somáticas tienen una capacidad limitada de diferenciación. Los estudios actuales sugieren que las células madre adultas solo se diferencian en células para el tipo particular de tejido donde residen.

Por ejemplo, las células madre somáticas del tejido muscular pueden diferenciarse en varios tipos de células musculares, pero no pueden dar lugar a células nerviosas. Sin embargo, se están realizando investigaciones que pueden revertir esa suposición, según el Centro Médico de la Universidad de Nebraska.

Función de las células madre somáticas

Las células madre somáticas (adultas) pueden producir indefinidamente más células hijas o especializarse en ciertos tipos de células, como glóbulos rojos y blancos. Las células madre adultas pueden renovarse incluso después de períodos de inactividad siempre que sea necesario reparar o reemplazar las células.

Por ejemplo, las células madre somáticas en el corazón y el páncreas entran en acción bajo ciertas condiciones cuando se indica el trabajo de reparación. Sin embargo, en el intestino y la médula ósea, las células madre están continuamente renovándose.

Células madre somáticas hematopoyéticas

Las células madre hematopoyéticas (HSC) son células formadoras de sangre que se encuentran en la médula ósea y en la sangre circulante. Las células inmaduras pueden convertirse en glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos. Las células HSC trasplantadas en la médula ósea de donantes compatibles han ayudado a innumerables pacientes diagnosticados con trastornos de la sangre y cánceres como la leucemia.

El autotrasplante de las propias HSC del paciente es otro procedimiento terapéutico común que ha beneficiado a los pacientes al reducir el riesgo de rechazo del trasplante.

Células madre somáticas mesenquimales

Las fuentes de células madre mesenquimales humanas (hMSC) incluyen tejido de soporte y conectivo alrededor de los órganos del cuerpo. Estas células madre se diferencian en células mesodérmicas como cartílago, células óseas, células musculares y células grasas.

La investigación con células madre sobre el uso de hMSC podría conducir a un tratamiento mejorado de huesos rotos y lesiones de cartílago.

Células madre somáticas neurales

Las células madre neurales (NSC) generan neuronas y células gliales. Las NSC se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso central.

Se están realizando ensayos clínicos prometedores para investigar la terapia con células madre NCS como tratamiento para la lesión de la médula espinal, el accidente cerebrovascular y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Células madre somáticas epiteliales

Las células madre epiteliales se encuentran en las capas de la piel, los pulmones y en la capa epitelial del intestino. Estas células madre se renuevan continuamente y responden a lesiones o daños a las células.

Las aplicaciones médicas de la investigación con células madre epiteliales incluyen la creación de injertos de piel para ayudar a las víctimas de accidentes y quemaduras, por ejemplo.

Células madre pluripotentes inducidas

En 2007, los investigadores descubrieron cómo reprogramar genéticamente células madre adultas para que actúen más como células madre embrionarias. Conocidas como células madre pluripotentes inducidas (iPSC), estas células diseñadas pueden controlarse para que actúen de ciertas maneras en cultivos de laboratorio.

Por ejemplo, una célula somática como una célula de la piel puede estimularse para dar lugar a un tipo de célula completamente diferente. El campo es todavía muy nuevo y se desconoce mucho sobre los mecanismos del proceso.

Clasificación de células madre

Las células madre se clasifican según su poder para dar lugar a tipos de células más especializadas. Las células madre embrionarias son ventajosas en la investigación debido a su condición no adulterada y su alta potencia para la diferenciación. El cigoto unicelular se llama totipotente porque puede formar un organismo vivo total junto con las células y el tejido de la placenta.

Las células madre embrionarias se clasifican como pluripotentes; forman células somáticas, pero no células placentarias. Las células de la sangre del cordón umbilical y las células madre adultas son multipotentes. Su capacidad para especializarse en diferentes tipos es más limitada que la de las células madre embrionarias.

Investigación temprana con células madre

El interés en la investigación con células madre está impulsado por el deseo de encontrar nuevas formas de reparar las células dañadas en el tejido de la piel y los órganos internos críticos para la supervivencia.

En 1981, los investigadores científicos aislaron por primera vez células madre embrionarias de embriones de ratones, según los Institutos Nacionales de Salud. En 1998, los científicos aprendieron a derivar células madre humanas a partir de óvulos humanos creados in vitro en clínicas de fertilidad, que ya no se necesitaban y se donaron para investigación. Las líneas de células madre se cultivan y se comparten entre los científicos.

En 1948, las células madre somáticas se utilizaron por primera vez para producir células sanguíneas. Las células adultas de la médula ósea se usaron para trasplantes de células madre en 1968. Desde entonces, las terapias con células madre se han usado para tratar con éxito muchos tipos de trastornos de la sangre. Son posibles infinitas posibilidades terapéuticas con el uso de células madre, pero muchas aún no han sido probadas en cuanto a seguridad y eficacia.

Beneficios de la investigación con células madre

Los científicos utilizan líneas de células madre pluripotentes inducidas para estudiar la división celular normal y anormal, incluida la formación de cáncer y tumores. Una comprensión más profunda de cómo se produce la enfermedad podría conducir a tratamientos y medidas preventivas más eficaces.

Los tejidos generados en el laboratorio a partir de células madre pueden ayudar a probar nuevos tratamientos farmacológicos y reducir las pruebas en sujetos animales. Miles de personas que padecen enfermedades relacionadas con la sangre, como leucemia y anemia, han recibido ayuda a través de terapias con células madre.

Aplicaciones de la investigación con células madre

La investigación con células madre es un campo que avanza rápidamente y pronto se esperan nuevos avances. Debido a que las células madre se encuentran en tantas partes del cuerpo, pueden ser la clave para descubrir la causa de varias enfermedades.

Las terapias con células madre hematopoyéticas, como los trasplantes de médula ósea, se utilizan ampliamente. La comunidad médica también acepta algunos tipos de injertos de piel y tratamientos con células madre de las lesiones de la córnea.

Riesgos de la terapia con células madre

El público debe tener cuidado con las afirmaciones exageradas y la información errónea sobre las terapias con células madre, según el Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre. Los pacientes con condiciones médicas graves pueden ser especialmente vulnerables a las clínicas que pretenden ofrecer curas instantáneas.

Él Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU.El sitio web de advierte a los consumidores que están poniendo en riesgo su salud al confiar en clínicas que ofrecen tratamientos no aprobados por la FDA. Hasta la fecha, solo ciertos productos elaborados con células madre formadoras de sangre en la sangre del cordón umbilical están aprobados por la FDA para tratamientos específicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies