El sistema reproductivo de los peces

Todas las formas de vida tienen el impulso de reproducirse, pero el sistema reproductivo de los peces tiene algunas características únicas. Para reproducirse, los peces deben producir los óvulos y el esperma necesarios para la reproducción sexual. Luego tienen que juntar los óvulos y los espermatozoides para la fertilización. Finalmente, tienen que producir los peces jóvenes. Las diferentes especies de peces tienen diferentes métodos para llevar a cabo estas tres tareas de manera que se garantice la fertilización y la supervivencia de la mayor cantidad posible de crías. La forma en que han evolucionado estos métodos de cría de peces destaca cómo la reproducción de los peces es extremadamente variada y compleja.

TL; DR (Demasiado largo; No leído)

La reproducción de los peces toma diferentes formas para diferentes especies. Algunos dispersan una gran cantidad de óvulos y espermatozoides en el agua juntos y esperan que se fertilicen suficientes óvulos y que las crías sobrevivan. Otros dan a luz crías vivas, ya sea incubando los huevos dentro del cuerpo de la madre o alimentando a las crías dentro de la madre a través de la placenta. Unos pocos eclosionan los huevos fertilizados dentro de la boca de los padres, y los peces jóvenes permanecen protegidos allí hasta que son lo suficientemente grandes como para ser autosuficientes. Para la mayoría de los peces, una vez que las crías salen del cascarón o nacen, están solos. La estrategia reproductiva de los peces es producir tantos jóvenes como sea posible para que unos pocos puedan sobrevivir y convertirse en adultos.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. La reproducción de los peces
  2. Clasificaciones de reproducción de peces

La reproducción de los peces

Todos los peces tienen órganos sexuales internos y algunos también han desarrollado órganos externos. Los peces hembra tienen ovarios que producen óvulos, mientras que los machos tienen testículos que producen esperma. El siguiente paso es la fertilización, y diferentes especies usan diferentes métodos para asegurarse de que la fertilización se lleve a cabo de manera consistente. Dado que los peces se reproducen sexualmente, si los huevos no se fertilizan, no producen crías.

Muchas especies de peces en realidad no se aparean en el sentido en que lo hacen los mamíferos. La hembra esparce los óvulos que sus ovarios han producido en el agua, y el macho expulsa su esperma al agua en la misma área general. La clave del éxito de este método es esparcir muchos óvulos y espermatozoides, por lo que las posibilidades de que un espermatozoide encuentre un óvulo en el agua y lo fertilice son altas.

Algunas especies de peces producen menos huevos y han desarrollado métodos para asegurarse de que los pocos huevos sean fertilizados. Para estos peces, los machos tienen aletas especializadas o protuberancias corporales que pueden llevar el esperma a un área específica de la hembra. Las hembras tienen oviductos que van desde los ovarios hacia el exterior, y los espermatozoides ascienden por el oviducto para llegar a los óvulos. Para garantizar que siempre tengan esperma disponible para la fertilización, algunas especies de peces hembra tienen la capacidad de almacenar el esperma durante varios ciclos de puesta de huevos.

Para los peces que utilizan la fertilización interna de los huevos, los huevos fertilizados pueden permanecer dentro del pez madre y eclosionar internamente. En este caso, las crías jóvenes son liberadas por la madre en el momento de la eclosión o permanecen dentro de la madre por un período adicional durante el cual se alimentan de una placenta en el cuerpo de la madre. Un método final para asegurar la supervivencia de las crías es que los padres se lleven los huevos fertilizados a la boca hasta que eclosionen. Luego, los jóvenes pueden continuar viviendo dentro de la boca de los padres hasta que sean lo suficientemente grandes como para independizarse.

Clasificaciones de reproducción de peces

Las especies de peces se pueden clasificar por la forma en que se reproducen. Tres categorías principales son los peces que ponen huevos, los peces que alimentan a las crías que nacen dentro del cuerpo de la madre con una placenta y los peces que incuban los huevos dentro del cuerpo de la madre y luego los liberan. Los científicos usan palabras en latín para estas clasificaciones. Por ejemplo, ovi significa huevos en latín y parous significa dar a luz o reproducirse. Definir ovíparo usando los significados latinos da "portador de huevos", o la clase de pez que pone huevos.

De la misma manera, vivus significa vivo en latín, por lo que vivíparo significa "vivíparo", o la clase de peces que producen crías vivas que han sido nutridas por la placenta de la madre. Los peces que utilizan una combinación de estos métodos, en los que los huevos eclosionan dentro de la madre y luego se liberan, se denominan ovovivíparos o peces vivos que ponen huevos.

La forma en que se reproducen los peces y las clasificaciones correspondientes son importantes porque cada vez más especies de peces se cultivan para la alimentación. La cría de peces es una importante fuente de ingresos para muchos países, y el pescado de piscifactoría es una alternativa alimenticia saludable a la carne o al pescado capturado en la naturaleza, que cada vez escasean más. Saber cómo se reproducen es clave para criarlos con éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies