Partes reproductivas masculinas y femeninas de una flor

Las flores hacen más que añadir color a un jardín. Se reproducen para hacer semillas para producir más flores. Mirando las flores, en realidad no pensamos en ellas como si tuvieran un sistema reproductivo, pero al igual que las personas, las plantas tienen órganos diseñados para tener descendencia.

Las flores, como las rosas o los lirios, tienen partes masculinas y femeninas llamadas "perfectas". Algunas flores, como las que se encuentran en pepinos o melones, tienen partes masculinas o femeninas, pero no una combinación de ambas. Este tipo de flores se llaman “imperfectas”.

Como ocurre con la mayoría de los seres vivos, las partes masculina y femenina de una flor trabajan juntas para reproducirse.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Partes reproductivas femeninas de una flor
  2. Partes reproductivas masculinas de una flor
  3. Polinización y Reproducción

Partes reproductivas femeninas de una flor

La principal parte reproductiva femenina de una flor se llama pistilo. Situado en el centro de la flor, el pistilo contiene los óvulos, o lo que se convertirán en semillas, después de la polinización. Es fácil identificar el pistilo por sus tres partes distintivas. Del centro del pistilo sale un tubo llamado estilo. En el extremo inferior, el estilo se adhiere al ovario, la parte de la planta que produce los óvulos. Unido a la parte superior del estilo está el estigma, una perilla adhesiva que atrapa el polen.

Partes reproductivas masculinas de una flor

En conjunto, las partes masculinas de la flor se denominan estambre. Individualmente, las partes reproductivas masculinas se denominan antera y filamento. El filamento, que se parece a un cabello, tiene una bolsa redonda encima llamada antera. La antera produce polen, que se mantiene en las pequeñas bolsas redondas que se asientan sobre el filamento.

Polinización y Reproducción

Para que los óvulos se conviertan en semillas, es necesario que se produzca la fertilización. Esto sucede cuando el polen cae sobre la superficie pegajosa del estigma. Cuando eso ocurre, un tubo polínico crece a través del estilo. El polen viaja a través del tubo para aterrizar en el ovario y unirse al óvulo. Una vez que ocurre la fertilización, el óvulo se convierte en semilla y el ovario en fruto.

Las flores a menudo reciben asistencia involuntaria pero esencial con la polinización. Las abejas, los murciélagos y las mariposas son especialmente útiles. A medida que recolectan néctar, arrojan polen sobre el estigma. El viento también ayuda. A medida que sopla, el polen puede desprenderse de la antera y caer sobre el estigma. Las personas y los animales que pasan rozando las plantas también pueden desprender el polen. La polinización cruzada ocurre cuando los insectos o los murciélagos tienen polen adherido a sus patas y cae en otra flor mientras vuelan de una planta a otra. A veces, diferentes especies nacen a través de la polinización cruzada.

Además de agregar color y belleza a los jardines, las flores nos brindan un valioso oxígeno. Por lo tanto, las flores no solo dan vida a más flores, sino que también contribuyen a una calidad de vida positiva para todos los seres vivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies