¿Qué adaptaciones hacen las plantas y los animales?

Las adaptaciones son aquellas diferencias que aparecen en un subconjunto de individuos de una especie vegetal o animal que resultan para mejorar sus posibilidades de supervivencia en un entorno específico.

Esos individuos, por lo tanto, tienden a producir descendencia más exitosa para ese entorno. Estos cambios pueden ser físicos, conductuales o ambos.

Las adaptaciones de plantas y animales son la esencia de la supervivencia y la evolución. Todas las especies vivas de plantas y animales se han adaptado con el tiempo en respuesta a las condiciones.

📋 Aquí podrás encontrar✍
  1. Adaptaciones animales
  2. Ejemplos de adaptaciones animales
  3. Estrategias reproductivas animales
  4. Adaptaciones de plantas
  5. Ejemplos de adaptaciones de plantas

Adaptaciones animales

Las adaptaciones de los animales pueden ser físicas o conductuales, o una combinación de ambas. Las adaptaciones físicas al medio ambiente se pueden ver en cosas como el tamaño de las orejas o el color del pelaje en animales árticos versus desiertos, como zorros o conejos.

Los animales con rasgos útiles que les ayudan a sobrevivir en su entorno son los animales que sobreviven para tener descendencia, a la que tienden a transmitir el rasgo exitoso. La descendencia con el rasgo nuevamente tenderá a tener más éxito que sus hermanos sin él.

Un rasgo debe ser usado para ser considerado una adaptación. A veces se ven rasgos sobrantes de una adaptación anterior y se consideran rasgos "vestigios". Si no contribuyen a la supervivencia, dichos rasgos desaparecerán en la especie con el tiempo, porque no importan o se han vuelto perjudiciales.

Otra forma en que los animales se adaptan es a través de la adaptación conductual, en la que un comportamiento modificado contribuye a mejorar la supervivencia y se transmite a la descendencia de los supervivientes.

Ejemplos de adaptaciones animales

Los ejemplos de adaptaciones físicas son evidentes en los órganos de los animales; la selección natural no retiene órganos superfluos.

Un ejemplo de adaptación son los pulmones de los mamíferos que se adaptan explícitamente para respirar en tierra firme, mientras que los peces tienen branquias adaptadas para respirar en el agua. estos dos tipos de órganos no son intercambiables.

Un ejemplo de adaptación del comportamiento se ve en animales domésticos (como perros, caballos o vacas lecheras) que les permitieron aprovechar las asociaciones beneficiosas con los humanos.

Estrategias reproductivas animales

Las especies también tienen estrategias reproductivas adaptativas: las abejas subárticas, por ejemplo, producen descendencia a un ritmo mucho más rápido que las abejas de zonas templadas, porque las abejas en la zona subártica no viven tanto tiempo.

Algunos animales como los tiburones dientes de sierra, las abejas, las avispas, las hormigas y el lagarto cola de látigo de Nuevo México pueden reproducirse a través de un proceso llamado partenogénesis, que es cuando la hembra produce descendencia a partir de huevos no fertilizados por un macho. Estos descendientes son genéticamente idénticos a ella y, a menudo, se producen como respuesta a la falta de machos en su entorno.

Algunas hembras, como el tiburón bambú de bandas marrones, muchas aves, peces, anfibios, invertebrados, incluidas las libélulas, y algunas especies de murciélagos, son capaces de almacenar esperma durante períodos prolongados. El almacenamiento de esperma les da la ventaja de poder aparearse cuando los machos están disponibles, aparearse con múltiples parejas para la competencia de esperma y producir descendencia cuando las condiciones ambientales son adecuadas. Dependiendo de la especie, las hembras pueden almacenar esperma durante días, meses o incluso años.

Adaptaciones de plantas

Aunque carecen de un sistema nervioso central que responda a su entorno de la misma manera que los animales, las plantas, no obstante, realizan adaptaciones de comportamiento además de adaptaciones físicas. Las adaptaciones de las plantas no son más rudimentarias que las adaptaciones animales.

En todo caso, las adaptaciones de las plantas pueden ser más sofisticadas, ya que a menudo están más en sintonía con el entorno específico de la planta. Las plantas individuales no pueden recoger e irse. Se las arreglan para sobrevivir en el lugar y producir descendencia, o no lo hacen.

Las adaptaciones físicas de las plantas generalmente se dividen en dos categorías: adaptaciones reproductivas y adaptaciones estructurales.

Ejemplos de adaptaciones de plantas

Las plantas han hecho una variedad de adaptaciones reproductivas para asegurar la propagación y supervivencia de sus semillas.

Un ejemplo común son los colores brillantes de muchas flores. El propósito de esta adaptación es atraer insectos y pájaros específicos que visitarán la planta y distribuirán su polen cuando pasen a la siguiente planta.

Las adaptaciones estructurales permiten que las plantas vivan en ambientes específicos, como se ve en el marcado contraste entre las raíces de las plantas terrestres, que están firmemente enraizadas en el suelo, y las plantas que flotan en la superficie de los cuerpos de agua.

Otro ejemplo de adaptación estructural de plantas son las hojas de coco y palmeras. Las islas tropicales son propensas a eventos de viento como los ciclones. Al tener hojas delgadas, es menos probable que se dañen con eventos de viento.

Un ejemplo de una adaptación del comportamiento en las plantas es cómo ciertas plantas del desierto han desarrollado comportamientos oportunistas que les permiten saltar de la inactividad a la actividad reproductiva repentina durante los períodos de humedad y temperaturas frías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies